El PADEL  debe segmentarse, si quiere evolucionar.

Hace un tiempo que lo vengo repitiendo en voz baja, pero con la firme convicción de que nuestro deporte debe segmentarse.

Partiendo de la base que en todo deporte consolidado, existen varios segmentos donde se desarrollan y evolucionan,  entiendo que en el Padel, NO existe la segmentación ideal, como para que su crecimiento sea sostenido y en esta nota desarrollare la idea para tratar de encaminarla.

Por ejemplo, el fútbol, deporte desarrollado y consolidado desde lo deportivo e institucional, tenemos varios segmentos, ya hablando de lo deportivo exclusivamente. Si realmente tenes condiciones y disciplina, tu lugar esta el la Superliga, si tus habilidades y disciplina son limitadas, probablemente alguna categoría menor de AFA, pueda ser tu habitad y si no hay aptitudes ni trabajo disciplinario, probablemente tu lugar sea algún parque o campito barrial para despuntar la pasión. Increíblemente en todos los segmento, hay torneos y campeonatos, pero sonaría ilógico que alguien del segmento menor quisiera tener las condiciones deportiva y económicas de algún otro segmento. El tiempo se encargó de poner las cosas en su lugar y todos los jugadores entienden su radio de acción.

Bien, esto no sucede, en nuestro deporte, el Padel.

Increíblemente un jugador “Social” que comienza a practicar nuestro deporte de grande y que por el afán de competir se inserta en los torneos, tiene al poco tiempo de familiarizarse con el ambiente, una serie de pretensiones y peticiones que poco tiene que ver con su evolución deportiva.

Y esto por que pasa…..????? , a mi modo de ver, por la NO segmentación de nuestro deporte.

Los jugadores de padel, estan confundidos, por usar un término amigable para graficar la situación. Creen que todos los torneos son iguales, que sus pretensiones son válidas por el solo hecho de abonar una inscripción en muchos casos, similares en todos los eventos.

Esta nota no tiende a buscar culpables, aunque tengo claro donde radica el problema, por lo contrario, esta nota tiene como objetivo marcar los segmentos, los cuales entiendo pueden convivir tranquilamente, como en los demás deportes.

 

Yendo al grano directamente voy a marcar ejemplos en nuestro deporte como para que todos comprendamos las diferencias. 

Hace poco un periodista del ambiente, estableció el tema, en una nota muy respetada. Cantidad es sinónimo de Calidad…??? y la verdad que despertó una hermosa discusión que a mi modo de ver tiene que ver con la segmentación propiamente dicha.

Ejemplo: Si la segmentación sería social y de integración, es probable que la cantidad sea directamente proporcional al éxito del evento y si lo que se busca es que las bases de nuestro deporte crezca, el número es directamente proporcional al éxito y yo celebro.

Por lo contrario si el fin es deportivo y el objetivo es conformar un seleccionado nacional, que nos represente en una competencia internacional, las equivalencia no se pueden mantener y tienen que ver con el objetivo y la segmentación. Se imaginan una competencia masiva y poniendo énfasis en la cantidad, cuando lo que se necesita claramente es la calidad…????  

La segmentación es necesaria y obligatoria para todo deporte que se digne de serlo, el problema radica en que no todos están convencidos de ocupar el lugar que les corresponde y me refiero a jugadores, dirigentes y organizadores de eventos, TODOS…..

A estas alturas para algunos dirigentes, nos resulta frustrante tener que marcar estas diferencia, que muchos comprendes, pero que por intereses personales y de protagonismo, no asumen, de hipocresía este país sabe y mucho.

Se imaginan un padel nacional, donde algunas organizaciones, apunten a lo social, a la integración, a la masividad y otras instituciones, abocadas a la competencia deportiva exclusivamente, donde los jugadores evolucionados tengan su campo de acción bien determinado, buscando la calidad. Porque no podrían convivir….???? porque todo tiene que meterse en la misma bolsa y tratar de reflejar que estas diferencias no existen. Ahí hay un terreno de intereses personales y de egos, que no tiene sentido meterse, porque simplemente no aporta a la discusión de segmentación que quiero instalar.

Hace un tiempo y hablando personalmente desde mi responsabilidad y trabajo, determinamos generar una alternativa competitiva con salida internacional para un segmento de jugadores que priorizan la evolución deportiva, que poco les interesa la masividad, ni las fiesta sociales, ni mucho menos jugar a las 2 de la mañana por el solo hecho de creer que están jugando un torneo con muchas parejas. Ese segmento existe y crece diariamente a paso firme, consolidándose como opción y muchos ya la conocen y respetan.

Esa opción fue la primera segmentación, silenciosa, pero al fin la que está marcando el camino y que con el tiempo no tengo dudas que será la piedra fundamental de nuestra evolución como deporte.

Como casi todo en la vida, se trata de interpretar nuestro radio de acción y nuestros objetivos, en el deporte y en la vida. Estoy convencido que si los dirigentes no son capaces de acordar su radio de acción, el propio jugador tomará partido, segmentara la competencia y los sectores, priorizando su condición, social o deportiva.

Como lo mencione al comienzo, todos pueden convivir y son parte necesarias del crecimiento sostenido de nuestro deporte.

La segmentación llegó para quedarse, no es una grieta, por lo contrario, trata de que cada cual se respete y sincere, de lo que pretende del deporte que practica.

 

Atte. Matias Mercado

Coordinador Amateur APA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *